Super Patata Frita – 26 de octubre

Super Patata Frita portada cap1¡YA HAY FECHA! ¡YA HAY FECHA! ¡YA HAY FECHA! Ha sido verlo escrito y entrarme el pánico. ¿Voy a llegar a tiempo? No voy a llegar a tiempo, NO VOY A LLEGAR A TIEMPO. Calma. Tienes tres páginas hechas. Hay margen. Tranquilidad. Voy a intentar explicarlo todo en el siguiente párrafo a ver si para entonces he recordado cómo se escribía una entrada de blog.

Super Patata Frita. Cuestiones importantes. Dentro de un mes publicaré las dos primeras páginas en una web que he hecho para el cómic y en Tapastic. Estarán en inglés y español. A partir de ese día, subiré una página cada miércoles. He creado una página de Facebook para informar cada semana pero todavía no la he abierto, supongo que lo haré a mitad de mes. También iré informando en Twitter.

Ahora mismo tengo tres páginas acabadas y el objetivo es tener siete u ocho antes del 26 de octubre. De esta forma, tengo un margen de dos meses por si alguna semana no puedo dibujar por lo que sea. El problema de este método es que siempre estará ahí la tentación de redibujar páginas enteras porque las estaré publicando dos meses después de haberlas dibujado e igual ya no me gustan. Pero prefiero la tranquilidad a la presión constante.

Pues creo que eso es todo. Si tenéis alguna duda podéis preguntarme en curiouscat.me/PauSalas_spf, que lo abrí y no lo he usado prácticamente para nada. Hasta pronto, cibernautas.

Pido perdón

spf-busto

Te pido perdón, de la única forma que sé. Devuélveme la vida. Devuélveme la vida.

Tras esquivar el tema durante un par de semanas, hoy por fin vengo a daros las malas noticias… tengo que posponer la fecha de publicación de Super Patata Frita, otra vez. “¿Pero había fecha?” se preguntará más de uno. Pues dije que pretendía empezar a publicar páginas en mayo, como tarde. También dije que si no lo hacía podríais electrocutarme, pero eso ya ha prescrito.

La cuestión es que ha aparecido un trabajo salvaje que va a absorber mi vida durante un tiempo y va a ser imposible compaginar los dos proyectos. 2016 va a ser el año de Super Patata Frita, pero por los pelos. El plan ahora mismo es publicar la primera página a finales de septiembre o principios de octubre y, a partir de esa fecha tan concreta, subir una página cada semana hasta que coja ritmo y pueda dibujar dos.

Sé que a quién más le duele tener que aplazarlo es a mí, pero de todas formas quiero disculparme por no poder cumplir con lo prometido. Ya tenía la web prácticamente acabada y las dos primeras páginas bocetadas. Es la vez que más cerca he estado de empezar a publicar y sigo igual de motivado que siempre, aunque ahora tenga que parar porque me han dicho que ganar dinero de vez en cuando es importante.

Perdona, si te he hecho lo que te he hecho te diré sólo excusa.

Excusas

SPF vs Brócoli

¿Qué tal cibernautas? ¿Todo bien? ¿Sí? Me alegro, hombre. Es domingo y todavía no he publicado la entrada semanal. Hace tiempo que se perdió lo de publicar los jueves por varios motivos, pero sigo cumpliendo semana tras semana y eso es suficiente para alcanzar el objetivo de ser constante con el blog.

Hoy vengo, de nuevo, a daros excusas. Llevo unas semanas un poco seco a nivel creativo con el blog. Y es que Super Patata Frita me exprime. La semana pasada empecé la rutina de dibujar todos los días, tengo que acostumbrarme a dibujar los personajes muchas veces y la única manera de hacerlo es ser constante y dibujar alguno diariamente.

También estoy empezando a cerrar puntos clave en la historia. Llevo años con SPF en la cabeza y cada vez que me pongo a escribir cambio cosas fundamentales. Ahora creo que tengo claro todo el pasado del universo y tengo medio escrito el primer capítulo. Aun así, me quedan muchas cosas por decidir y mi cerebro está dedicando a esas cosas los recursos que antes utilizaba para pensar nuevos temas para el blog.

La buena noticia es que tengo la parte de PHP de la web medio hecha, pronto (¿por qué sigo utilizando esta palabra cuando no tengo ni idea de cuándo acabaré las cosas?) podré ponerme con el diseño y, una vez acabado, empezaré a dibujar las primeras páginas. La idea es tener unas cuantas dibujadas para que no me pille el toro cuando empiece a publicar semanalmente.

Bueno, pues esas son todas las excusas que tengo para esta semana. Espero que sean suficientes. Hasta la vista, ciclista.

Recomendaciones de webcomics

Anna la Avellana

Hacía tiempo que no recomendaba nada así que voy a aprovechar la entrada de esta semana para recomendaros no uno, sino tres webcomics que sigo con regularidad. También os quería presentar a un nuevo personaje de Super Patata Frita, Anna la Avellana. Estoy trabajando a ratos en lo que será superpatatafrita.pausalas.com y espero ponerme a dibujar páginas pronto. Aunque pronto es un término muy relativo.

Mientras esperáis a que me ponga de una vez por todas, podéis ir leyendo mis tres recomendaciones:

Scurry – http://www.scurrycomic.com/

Awaken – http://www.awakencomic.com/comic/comic-cover

Last Nerds on Earth – http://www.lastnerdsonearth.com/

Las crónicas de Ciudad Seca #1

Cacahuete

Después de una larga y ancha noche, concretamente de 15x42m, el cacahuete detective Johnny John Johanson, conocido como Tri-J, llegó a su pequeño despacho ubicado en la primera planta del número 23 de la calle Púrpura. Tri-J se sentó en su vieja silla de madera y deslizó su mano por el escritorio para quitar el polvo que se había acumulado. Hacía ya dos meses desde el día en que se vio obligado a despedir al encargado de mantenimiento, el higo seco Sam.

El negocio del detective privado se hundió cuando los soldados verdes tomaron el control de la ciudad. Nadie se atrevía a contratar sus servicios por miedo a que los verdes consideraran que se estaba cuestionando su autoridad. La situación era desesperante. Si no conseguía algún cliente antes de dos semanas, se vería obligado a cerrar e intentar huir de Ciudad Seca en busca de nuevas oportunidades.

Tri-J apoyó su cabeza sobre el escritorio con la esperanza de recuperar el sueño que había perdido aquella noche intentando encontrar una forma de salvar su negocio. El detective había nacido para detectar, no sabía hacer otra cosa. Y Ciudad Seca nunca había destacado por sus numerosas oportunidades laborales.

Pasaron las horas y nadie acudió al despacho. Un día más sin clientes, un día más cerca del inevitable cierre. El detective se levantó resignado y se dirigió a la puerta. Su mano se encontraba en el pomo cuando escuchó el sonido de un vehículo deteniéndose cerca del edificio. Inmediatamente se giró y se acercó a la ventana que daba a la calle.

El cacahuete detective vio con intriga como una onza de chocolate bajó del vehículo y se dirigió al portal de su edificio. Segundos después, la onza llamó a la puerta de su oficina. Tri-J no sabía qué hacer. Se preguntaba qué se le habría perdido a una onza de chocolate en Ciudad Seca. ¿Qué hacía tan lejos de Freeton? El simple hecho de abrir la puerta y hablar con ella podría traerle muchos problemas con los verdes. Estaba prohibido dar refugio a freetonianos. ¿Estaba dispuesto a arriesgar su vida para salvar el negocio?

[Continuará]

La musaraña por Agui-chart

musaraña por agui-chan

¡Hola cibernautas! Hoy os traigo algo que me hace mucha ilusión. Hace poco participé en el sorteo que hizo @Agui_chan en Tumblr y me tocó el segundo premio, un avatar personalizado. Y, cómo no, opté por una reinterpretación de mi querida musaraña.

Estoy encantado con el resultado. Ver algo que has dibujado decenas de veces hecho con el estilo de otra persona es muy interesante. Ya había pensado más de una vez en encargar a dibujantes que me hicieran la portada para algún capítulo de Super Patata Frita. Ahora estoy totalmente convencido de que lo haré en cuanto pueda. Aunque sólo sea por la curiosidad de ver cómo dibujan otras personas mis personajes.

“¿Pero cuándo coño vas a empezar a publicar SPF?”, se preguntará algún ser humano. Pues, de momento, sólo puedo confirmar que no será antes de marzo. Necesito cambiar de hosting antes de empezar a publicar, para evitar futuros problemas, y marzo es el mes en el que me toca renovar. Sé que no os he dado mucha información y que debería poner una fecha límite para que la presión me obligue a dibujar, pero pensad que ahora sabéis algo más que hace cinco minutos. “¿Cuándo podremos leerlo?” Antes de marzo, no. Es una respuesta de mierda, pero es una respuesta.

Mientras esperáis, podéis ver las ilustraciones de @Agui_chan en Facebook y también en Tumblr. Bona nit.

Inspiración, plagio u homenaje

SPF bocetos

A medida que voy profundizando en la historia principal de Super Patata Frita, me voy dando cuenta en la cantidad de similitudes que tiene la trama con algunas de las series que consumo habitualmente. Y eso me preocupa. Ya nos hablaron durante la carrera de que todas las historias han sido contadas y que sólo cambiamos la forma de hacerlo. También nos comentaron cómo, ante esto, teníamos dos opciones:

1- Dejar de contar historias.

2- Repetir las mismas historias aportando, de alguna manera, nuestra forma de contarlas.

Aun así, no puedo evitar pensar en que algunos puntos fundamentales de la historia son prácticamente copias de One Piece o Adventure Time. Supongo que con la cantidad de series, películas, videojuegos y libros que existen, es difícil hacer algo que no se parezca a otra obra… ¿Pero qué haces cuando te das cuenta de que tu historia repite elementos de otra? ¿Debería quitarlos e intentar sustituirlos? ¿Debería asumir que haga lo que haga no va a ser una historia totalmente original y, por tanto, añadir los elementos que quiera sin pararme a pensar en las similitudes con otras obras?

En el episodio “The Simpsons Already Did It”, los creadores de South Park tratan este tema y llegan a la conclusión de que Los Simpson ya lo han hecho todo. Y es curioso porque si ves The Simpsons te darás cuenta de que prácticamente todos sus episodios son homenajes a otras películas. Cogen tramas famosas y les aplican su particular estilo. Lo llamamos homenaje y lo disfrutamos.

También tenemos el tema de los géneros. Ahí sí que vemos una y otra vez la misma historia repetida sin pudor alguno. Pero en eso consisten los géneros, ¿no? Nos gustan porque sabemos qué nos vamos a encontrar e incluso nos llegamos a enfadar si nos alteran demasiado los elementos comunes. “¿Zombis que corren? ¿Desde cuándo? ¡Los zombis son lentos! ¡Asco de película!”

No sé hasta qué punto mi historia se inspira, plagia u homenajea a otras. No sé si lo que realmente ocurre es que me falta imaginación. Pero una cosa está clara: no voy a optar por la primera opción, no voy a dejar de escribir sólo porque ya esté todo contado. Eso sería muy aburrido. Y lo aburrido aburre. No me gusta aburrirme.