Muerte a los condicionales en el periodismo

“El paro podría bajar en septiembre”, “Científicos alemanes podrían tener una cura para el SIDA”, “Apple estaría desarrollando una estrella de la muerte que se lleva en la muñeca”.

¡BASTA! Paremos esto, por favor. Hemos llevado demasiado lejos lo de vender rumores como noticia. Parece que utilizando el condicional puedes publicar cualquier información sin importar su procedencia. Es una técnica perfecta, cuando el “pronóstico” se cumple pueden colgarse la medalla afirmando que “ya lo adelantaron” y cuando fallan pues no se menciona y en cualquier caso están a salvo porque utilizaron un “podría”. WIN-WIN.

Y ahora, como no podía ser de otra forma, viene mi lista de titulares para demostrar que todo es posible con un condicional de por medio.

Rajoy habría encontrado la solución para el paro en España. (Si la estuviera buscando)

Crank 3 podría empezar a rodarse en Diciembre. (Ojalá)

TostaRica habría pagado más de 100.000€ a RastaAsecas por su entrada de las galletas. (¿A qué esperas TostaRica? Han pasado casi dos meses desde que la publiqué y yo sigo sin saber nada de mi comisión)

Científicos podrían haber descubierto unicornios en Teruel. (Si existieran tanto los unicornios como Teruel)

Anuncios

La Galleta Perfecta

galleta-buzo

Normalmente hablo de cosas que deberían cambiar o de mierdas que deberían ser expulsadas de la existencia. Sin embargos la gente podría seguir viviendo en sus casas, hoy voy a escribir sobre algo que ha alcanzado los límites de la perfección, las TostaRica.

Hace un par de años decidí, sin motivo alguno, empezar a cenar siempre leche con galletas, cereales u otras mierdas varias. Esto no me ha convertido en una persona más sana, más bien al contrario; pero sí que me ha ayudado a apreciar esos pequeños detalles que marcan la diferencia entre una buena galleta y una galleta perfecta.

Obviamente, cuando digo que las TostaRica son las mejores galletas no tengo en cuenta todas aquellas que llevan chocolate. Comparar una galleta que no tiene chocolate con una que sí es como poner a competir a un ciclista amateur con uno dopafesional. Juegan en deportes distintos.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que no concibo comer galletas sin leche. Es algo que mi mente no puede procesar. Es como comer un huevo frito sin pan o una pizza sin queso. Por este motivo, mi valoración está totalmente condicionada por la relación entre la galleta y la leche.

A continuación redactaré una lista de características que hacen perfectas a las TostaRica.

· Tiempo de “empapado”. Estas galletas absorben la leche en un periodo breve de tiempo, pero no se destrozan inmediatamente después de salir a la superficie. En condiciones normales todo el mundo puede calcular en tres intentos cuánto tiempo necesita estar sumergida, en función de cuál sea la temperatura de la leche. ¿Os parece normal que haya galletas que puedan pasar horas a remojo y salgan exactamente igual? ¿De qué las hacen? ¿De servilletas de bar?

· Forma. La TostaRica es rectangular y alargada, esto le permite entrar en cualquier tipo de taza o vaso. No hay nada más frustrante que tener que partir una galleta para poder mojarla.

· Buen sabor. Este es un punto innecesario. Está claro que si la galleta sabe a mierda de orangután no importa ni la forma ni el porcentaje de absorción de leche.

· Dibujos. Todo es mejor con dibujos y más si son de Los Simpson u Hora de Aventuras.

Como apunte final me gustaría aclarar que Cuétara no me ha pagado nada por esta entrada. ¿Por qué me odias Cuétara? Me parece muy injusto que hagas un concurso de dibujo para ponerlo en tus galletas y que los niños de 23 años no podamos participar.