Super Patata Frita – 26 de octubre

Super Patata Frita portada cap1¡YA HAY FECHA! ¡YA HAY FECHA! ¡YA HAY FECHA! Ha sido verlo escrito y entrarme el pánico. ¿Voy a llegar a tiempo? No voy a llegar a tiempo, NO VOY A LLEGAR A TIEMPO. Calma. Tienes tres páginas hechas. Hay margen. Tranquilidad. Voy a intentar explicarlo todo en el siguiente párrafo a ver si para entonces he recordado cómo se escribía una entrada de blog.

Super Patata Frita. Cuestiones importantes. Dentro de un mes publicaré las dos primeras páginas en una web que he hecho para el cómic y en Tapastic. Estarán en inglés y español. A partir de ese día, subiré una página cada miércoles. He creado una página de Facebook para informar cada semana pero todavía no la he abierto, supongo que lo haré a mitad de mes. También iré informando en Twitter.

Ahora mismo tengo tres páginas acabadas y el objetivo es tener siete u ocho antes del 26 de octubre. De esta forma, tengo un margen de dos meses por si alguna semana no puedo dibujar por lo que sea. El problema de este método es que siempre estará ahí la tentación de redibujar páginas enteras porque las estaré publicando dos meses después de haberlas dibujado e igual ya no me gustan. Pero prefiero la tranquilidad a la presión constante.

Pues creo que eso es todo. Si tenéis alguna duda podéis preguntarme en curiouscat.me/PauSalas_spf, que lo abrí y no lo he usado prácticamente para nada. Hasta pronto, cibernautas.

Pido perdón

spf-busto

Te pido perdón, de la única forma que sé. Devuélveme la vida. Devuélveme la vida.

Tras esquivar el tema durante un par de semanas, hoy por fin vengo a daros las malas noticias… tengo que posponer la fecha de publicación de Super Patata Frita, otra vez. “¿Pero había fecha?” se preguntará más de uno. Pues dije que pretendía empezar a publicar páginas en mayo, como tarde. También dije que si no lo hacía podríais electrocutarme, pero eso ya ha prescrito.

La cuestión es que ha aparecido un trabajo salvaje que va a absorber mi vida durante un tiempo y va a ser imposible compaginar los dos proyectos. 2016 va a ser el año de Super Patata Frita, pero por los pelos. El plan ahora mismo es publicar la primera página a finales de septiembre o principios de octubre y, a partir de esa fecha tan concreta, subir una página cada semana hasta que coja ritmo y pueda dibujar dos.

Sé que a quién más le duele tener que aplazarlo es a mí, pero de todas formas quiero disculparme por no poder cumplir con lo prometido. Ya tenía la web prácticamente acabada y las dos primeras páginas bocetadas. Es la vez que más cerca he estado de empezar a publicar y sigo igual de motivado que siempre, aunque ahora tenga que parar porque me han dicho que ganar dinero de vez en cuando es importante.

Perdona, si te he hecho lo que te he hecho te diré sólo excusa.

¿Hace frío?

¿Es necesario enviar a periodistas a la montaña para informar de que ha nevado? ¿Tan poca credibilidad les queda a las cadenas de televisión que se ven obligadas a hacerlo? ¿No nos bastaría con un “oye, que hace frío”? ¿Son noticia los fenómenos meteorológicos que suceden regularmente? ¿Tanta audiencia dan las conexiones en directo con las pistas de esquí? ¿No va siendo hora de que paremos esto?

Excusas

SPF vs Brócoli

¿Qué tal cibernautas? ¿Todo bien? ¿Sí? Me alegro, hombre. Es domingo y todavía no he publicado la entrada semanal. Hace tiempo que se perdió lo de publicar los jueves por varios motivos, pero sigo cumpliendo semana tras semana y eso es suficiente para alcanzar el objetivo de ser constante con el blog.

Hoy vengo, de nuevo, a daros excusas. Llevo unas semanas un poco seco a nivel creativo con el blog. Y es que Super Patata Frita me exprime. La semana pasada empecé la rutina de dibujar todos los días, tengo que acostumbrarme a dibujar los personajes muchas veces y la única manera de hacerlo es ser constante y dibujar alguno diariamente.

También estoy empezando a cerrar puntos clave en la historia. Llevo años con SPF en la cabeza y cada vez que me pongo a escribir cambio cosas fundamentales. Ahora creo que tengo claro todo el pasado del universo y tengo medio escrito el primer capítulo. Aun así, me quedan muchas cosas por decidir y mi cerebro está dedicando a esas cosas los recursos que antes utilizaba para pensar nuevos temas para el blog.

La buena noticia es que tengo la parte de PHP de la web medio hecha, pronto (¿por qué sigo utilizando esta palabra cuando no tengo ni idea de cuándo acabaré las cosas?) podré ponerme con el diseño y, una vez acabado, empezaré a dibujar las primeras páginas. La idea es tener unas cuantas dibujadas para que no me pille el toro cuando empiece a publicar semanalmente.

Bueno, pues esas son todas las excusas que tengo para esta semana. Espero que sean suficientes. Hasta la vista, ciclista.

Ya vienen Los Reyes

rey-mago-espada-blog

—¿Qué les has pedido a Los Reyes? —preguntó la mujer—.

—La destrucció de tota la humanitat —respondió la niña—.

—¡Por Dios, que alguien encierre a esta niña en un manicomio! —exclamó angustiada la mujer— ¡Está hablando en catalán!

Automáticamente, dos furgones policiales, un helicóptero y tres agentes montados a caballo acudieron al rescate de la señora bloqueando la calle y acordonando la zona. Evacuaron a todos los peatones que estaban realizando sus últimas compras navideñas y rodearon a la niña de 7 años que había puesto en peligro la seguridad de todos los habitantes de aquella remota ciudad.

—¡NO SE MUEVA! —gritó uno de los agentes mientras apuntaba su arma hacia la pequeña terrorista—.

—Però…

—¡CUIDADO, ES CATALÁN!

Aterrorizados, los policías comentaron a disparar dardos tranquilizantes hacia la niña. El pánico afectó a la puntería de los defensores de la ley y el tiroteo indiscriminado hizo que más de la mitad de los agentes acabara en el suelo debido a los efectos de los dardos que ellos mismos habían disparado. Finalmente, entre la confusión, el comandante de la unidad especial consiguió reducir y amordazar a la causante de la catástrofe.

Mientras una ambulancia atendía a la mujer que había denunciado los hechos, la unidad de élite de la policía se llevó a la niña a un centro de máxima seguridad donde se le aplicaron terapias de choque intensivas con el objetivo de eliminar por completo su faceta terrorista. Tras dos semanas de tratamiento, los doctores se dieron por vencidos al comprobar cómo la niña seguía intentando destruir el sistema hablando catalán y decidieron aplicarme la terapia a largo plazo.

Veinte años después, la niña abandonó el recinto convertida en una mujer de bien, hablando un castellano perfecto son su laísmo, leísmo, loísmo, liísmo y luísmo. Decidida, se lanzó a la calle y exclamó “¡TAXI!”, en español, por supuesto. Sin perder ni un solo segundo, compró una hoja de papel, una carta, un sello y un bolígrafo. Con letra clara escribió a Sus Majestades de Oriente para pedirles algo que siempre había deseado, la destrucción de la humanidad.

Los Reyes Magos fueron incapaces de negarle el regalo, pues estaba escrito en español, la lengua real. Y así, con un deseo bien formulado, fue como la humanidad fue aniquilada por los tres jinetes magos del apocalipsis navideño.

Cibernauta

Cibernauta

Si eres un lector veterano de este blog, conocerás de sobra mi fascinación por las lenguas. Algunas veces me frustro porque no explotamos todo el potencial de algunas palabras y otras porque utilizamos términos de forma incorrecta. Hoy os vengo a hablar, desde la nostalgia, de la palabra “cibernauta”.

La vida de una palabra está siempre rodeada de incertidumbre. Nunca sabe cuál es su esperanza de vida. ¿Durará siglos? ¿Décadas? ¿Años? ¿Meses? Una palabra puede conservar su uso durante mucho tiempo, sobre todo las más básicas, o puede morir rápidamente. Otras nacen con un significado y van evolucionando hasta que son utilizadas para referirse a cosas completamente distintas. Gloria eterna, muerte prematura o mutación. Parole, Parole, Parole.

“Cibernauta” es una de esas palabras que sufrió una muerte prematura. Suena ya a viejo. Si es que suena… La RAE la define como “persona que navega por el ciberespacio”. Ciberespacio: “ámbito artificial creado por medios informáticos”.

¿No os parece precioso? Hace unos años éramos cibernautas navegando por el ciberespacio. Ahora somos usuarios de internet, tuiteros, bloggers, youtubers, influenciers… Llamadme romántico si queréis, pero ser un cibernauta me parece mucho más épico. Ya sé que entonces internet era horrible comparado con lo que tenemos ahora. Conexiones lentas, interfaces complejas, webs con colores que provocaban ataques de epilepsia… Pero éramos CIBERNAUTAS, pioneros que navegaban por lugares desconocidos y luchaban contra una marea de “pop-ups” aterradores. Nos jugábamos la vida, una y otra vez, por no compartir cadenas de correos. Y sobrevivimos siendo cibernautas.

A partir de ahora voy a intentar utilizar la palabra con más frecuencia, aunque suene rancio y viejo. De todas formas, escribir un blog también es algo de otra época.

Buenas noches, cibernautas.

Cosas #5: Doge pendiente

WOW! SO COLORFUL! MUCH TECHNIQUE! Hace casi un año os pedí que me propusierais mierdas para dibujar y la abrumadora respuesta (2 personas) me obligó a tomármelo con calma. Hoy, ya puedo decir que no debo ningún dibujo a nadie. Soy libre, como el sol cuando amanece.

“Pero este dibujo lo has hecho en 2 minutos y lo estás aprovechando para quitarte una entrada de encima”, dirán algunos. Y esos algunos tendrán razón. Pero… ¿y si os digo que vuelvo a aceptar peticiones?

Pronto llegará el momento de empezar a dibujar Super Patata Frita y tengo que aprender a usar un nuevo programa de dibujo. Así que si tenéis una propuesta para mí, adelante. “¿Cómo te la hacemos llegar?” Como siempre, Twitter, Facebook o los comentarios de esta entrada.

Bonne nuit.